Contacto

Por favor, complete este formulario para hacernos llegar sus preguntas, sugerencias y opiniones. Nuestros expertos se pondrán en contacto con usted y le facilitarán más información:

Nombre

E-mail

Teléfono

Ciudad – Estado.

Cultivo

Mensaje

(*) Campos obligatorios

Deseo recibir información de investigaciones, datos técnicos, tips ecológicos y eventos del sector agrónomo.

Al hacer clic en el botón 'Enviar', acepto el Aviso Legal y la Politica de Privacidad.


Contactos

Tradecorp México

  • Av. Patria 888
    3er Piso Interior-A
    Colonia Loma Real
    C.P. 45129
    Zapopan Jalisco, México
  • (+52) (01 33) 3208 9700
    Lada sin costo: 01 800 88 87 233

¡El equipo Tradecorp te da la bienvenida!

Te invitamos a integrarte a nuestro equipo de trabajo, por favor ingresa tu información y área de interés para registrarte como candidato.

Nombre*

Correo electrónico*

Me gustaría trabajar en (estado):

Área en la que me gustaría trabajar:

Adjuntar CV (pdf)*

(*) Campos obligatorios

Al hacer clic en el botón 'Enviar', acepto el Aviso Legal y la Politica de Privacidad.

Mantente informado

Si deseas recibir información de investigaciones, datos técnicos, tips ecológicos y eventos del sector agrónomo. Regístrate aquí.



Al hacer clic en el botón 'Suscribirme', acepto el Aviso Legal y la Politica de Privacidad.

» Blog

Salinidad y sodicidad ¿Cuál es la diferencia?

Se estima que la salinidad afecta entre un cuarto y un tercio de las tierras agrícolas en todo el mundo. En algunas áreas, es uno de los factores que más limita la producción agrícola. La FAO estimó en 2002 que cada año se pierde entre el 1% y el 2% de las tierras irrigadas debido a la salinidad.

La salinidad tampoco es un problema nuevo. Las primeras civilizaciones en Mesopotamia, que básicamente inventaron la agricultura, declinaron a causa de los problemas de salinidad debido al exceso de riego en los suelos poco profundos de lo que hoy es Iraq. Para el año 2000 aC, la producción de trigo en Mesopotamia tuvo que ser abandonada y sustituida por la cebada que es más tolerante a la sal. La salinización tuvo un fuerte impacto en el rendimiento: la producción cayó de 29 bushels de cebada por acre en 2400 aC, a 17 bushels 300 años después y a 5 bushels después de 1700 aC (700 años más tarde). Esto parece mucho tiempo, pero debe tenerse en cuenta que la producción agrícola no fue tan intensa como lo es hoy.

Hoy en día, muchas zonas de Iraq siguen siendo salinas y se deben tomar medidas costosas antes de poder producir rendimientos decentes.

La salinización, la sodicidad y el anegamiento tienen impactos negativos en la producción agrícola, las condiciones de vida de los agricultores, la economía a diferentes niveles, el equilibrio de los ecosistemas, incluida la calidad de los recursos naturales. Los impactos a menudo se sienten no solo en un área de producción, sino también a nivel del paisaje. En muchos países, pueden plantear serios problemas para el desarrollo sostenible.

Los ejemplos de los efectos de la salinización, la sodificación y el anegamiento incluyen los impactos en la producción de cultivos, tales como:

  • Disminución de la productividad del suelo
  • Mayor requerimiento y uso de insumos, incluidas semillas, agua y fertilizantes.
  • Bajo rendimiento de cosecha por unidad de entrada utilizada.
  • Menos opciones en los sistemas de cultivo, ya que los agricultores se ven obligados a cultivar cultivos tolerantes a la sal que no siempre pueden ser cultivos comerciales de altos ingresos.
  • Eficiencia de uso de agua reducida.
  • En casos de salinización y sodificación severas, la tierra ya no puede ser utilizada para la producción.

Por lo tanto, es importante saber cómo se reduce la salinización secundaria, cómo funciona el estrés por salinidad y cómo se pueden evitar sus efectos negativos sobre la producción de cultivos.

 

¿Salinidad o sodicidad, cuál es la diferencia?

La salinidad es una expresión general para cualquier concentración elevada de sal en el suelo o el agua de riego. Generalmente se mide como EC (conductividad eléctrica). Cuanto mayor sea la concentración de iones en una solución, mayor será la CE. Los suelos de baja salinidad tienen una CE de <2dS / m (extracto saturado), una salinidad media de una CE de 2-4 dS /m., y suelos con valores superiores a 4 dS / m se consideran altamente salinos. La salinidad no está necesariamente relacionada con el sodio sino con cualquier tipo de sal, incluidos los elementos beneficiosos.

La sodicidad está relacionada con la concentración de NaCl en una solución o en el suelo, y a menudo se mide como PSI (porcentaje de sodio intercambiable en el suelo o agua de riego). Los suelos pueden ser tanto sódicos como salinos, lo que multiplica los efectos negativos sobre el cultivo debido al aumento de los problemas con la toxicidad de los iones y la estructura del suelo en suelos con alto contenido de sodio. En muchas áreas, en lugar del PSI, se utiliza el RAS (índice de absorción de sodio de la solución saturada de suelo) para medir la cantidad de sodio en el suelo.

 

Estos dos grupos principales de suelos afectados por la sal difieren no solo en sus características químicas, sino también en su distribución geográfica y geoquímica, así como en sus propiedades físicas y biológicas. Las dos categorías también requieren diferentes enfoques para su recuperación y utilización agrícola. En la naturaleza, las diversas sales de sodio no se producen por separado, pero en la mayoría de los casos, las sales neutras o las capaces de hidrólisis alcalina ejercen un papel dominante en los procesos de formación del suelo y, por lo tanto, en la determinación de las propiedades del suelo.

 

Soluciones complementarias: estructuradores de suelo

La aplicación de determinados productos, como correctores salinos, favorece la eliminación del ion sodio intercambiable, por sustitución del mismo por calcio en el complejo del suelo, favoreciendo su eliminación por lixiviación, evitando la alcalinidad de suelos. Como medida complementaria a la utilización de este tipo de productos, existe la posibilidad de aplicar estructuradores de suelo, de manera que se mejore la distribución de nutrientes en el sustrato suelo.

Saltrad es una solución eficiente para problemas asociados con salinidad y sodicidad en los cultivos.

Ventajas al utilizar Saltrad:

Es un corrector de salinidad único que combina tres acciones básicas:

  • Corrección de los niveles de Ca2 + en la solución del suelo
  • Complejos y lixiviados Na + fuera de la zona radicular
  • Aumenta la capacidad de intercambio de catiónica (CIC) del suelo

 

Beneficios

  • Fuente de calcio de acción rápida
  • Reducción de la competencia de cationes y porcentaje de sodio intercambiable (PSI)
  • Mejora la estabilidad del suelo
  • Estabiliza los coloides del suelo
  • Mejora la capacidad de intercambio de cationes
  • Contiene fuente de S de liberación lenta
  • Reduce el pH a través de la oxidación
  • Reduce la CE
  • Corrección de los problemas asociados con exceso de sodio, cloruros y iones de magnesio en aguas de riego

 

En conclusión, la mejora de la estructura del suelo y el aprovechamiento hídrico se manifiesta con un mayor vigor de los cultivos, una mejora del sistema radicular, lo que da lugar a una mejora generalizada en todo el cultivo y a un incremento del rendimiento final, ahorro en consumo de agua.

En Tradecorp trabajamos para que tengas las herramientas y soluciones adecuadas para una excelente calidad del suelo para que logres el rendimiento, si deseas atención personalizada llena el siguiente formulario y un experto te atenderá de manera inmediata.

Nombre*

Email *

Mensaje

(*) Campos obligatorios

Al hacer clic en el botón 'Enviar', acepto el Aviso Legal y la Politica de Privacidad.