Contacto

Por favor, complete este formulario para hacernos llegar sus preguntas, sugerencias y opiniones. Nuestros expertos se pondrán en contacto con usted y le facilitarán más información:

Nombre*

Email *

Teléfono

Ciudad – Estado.

Cultivo

Mensaje

(*) Campos obligatorios

Deseo recibir información de investigaciones, datos técnicos, tips ecológicos y eventos del sector agrónomo.

Al hacer clic en el botón 'Enviar', acepto el Aviso Legal y la Politica de Privacidad.

Contactos

Tradecorp México

  • Av. Patria 888
    3er Piso Interior-A
    Colonia Loma Real
    C.P. 45129
    Zapopan Jalisco, México
  • (+52) (01 33) 3208 9700
    Lada sin costo: 01 800 88 87 233

¡El equipo Tradecorp te da la bienvenida!

Te invitamos a integrarte a nuestro equipo de trabajo, por favor ingresa tu información y área de interés para registrarte como candidato.

Nombre*

Correo electrónico*

Me gustaría trabajar en (estado):

Área en la que me gustaría trabajar:

Adjuntar CV (pdf)*

(*) Campos obligatorios

Al hacer clic en el botón 'Enviar', acepto el Aviso Legal y la Politica de Privacidad.

Mantente informado

Si deseas recibir información de investigaciones, datos técnicos, tips ecológicos y eventos del sector agrónomo. Regístrate aquí.



Al hacer clic en el botón 'Suscribirme', acepto el Aviso Legal y la Politica de Privacidad.

Previsión y detección temprana del estrés: la clave para una estrategia de éxito con bioestimulantes

Las condiciones de estrés no relacionadas con seres vivos, conocido comúnmente como estrés abiótico, se han convertido en un problema de primer orden en la actualidad del sector agroalimentario. Hasta ahora, la nutrición vegetal y el manejo de plagas y enfermedades han sido las mayores preocupaciones de los agricultores. Hoy, las condiciones medioambientales adversas, que limitan la calidad y rendimiento de la producción, inquietan cada vez más al sector agrícola.

A pesar de ser un tema reciente, los investigadores han catalogado el estrés abiótico como el factor más nocivo para el crecimiento y productividad de los cultivos en todo el mundo (Gao, et al. 2007). Además, estas condiciones causantes del estrés abiótico, a menudo tienen lugar junto con otros factores de estrés biótico y abiótico, dando como resultado el peor escenario posible en agricultura (Mittler, 2009). Desgraciadamente, se espera que la presión del estrés abiótico menoscabe el rendimiento de los cultivos en la mayoría de países durante las próximas décadas (Cline W., 2007; Müller et al., 2009).

 

Identificación de las causas del estrés abiótico para diseñar una estrategia adecuada

La característica principal del estrés abiótico es que no podemos, o difícilmente podemos, evitar que ocurra. Dependiendo del origen de los factores adversos, se pueden clasificar en dos tipos generales: estrés permanente y ocasional.

  • El primer grupo reúne todas las limitaciones que están siempre presentes en nuestros cultivos, como salinidad, vientos fuertes, exposición a la radiación, etc.
  • El segundo se refiere a eventualidades inesperadas, que someten los cultivos a condiciones subóptimas o letales durante un periodo corto de tiempo, como sequía, heladas, inundaciones, olas de calor, etc.

Además, este escenario está empeorando debido a las alteraciones climáticas que viene sufriendo todo el planeta. Cuando se le pregunta a un agricultor acerca de la evolución temporal de las condiciones climáticas, normalmente afirma sufrir los efectos de fenómenos antinaturales e inesperados. En otras palabras, los fenómenos meteorológicos son cada vez más bruscos y repentinos, lo que los hace más difíciles de predecir. De hecho, organizaciones de reconocido prestigio, como la FAO o la NASA, han destacado episodios climáticos completamente inesperados en todo el planeta durante los últimos años.

Saber cómo hacer frente a estas situaciones es la clave para mejorar la productividad de los cultivos y maximizar la rentabilidad para los agricultores.

  • En el caso de condiciones de estrés permanente, la selección de cultivos y la adaptación de las plantas es fundamental.
  • En el caso de escenarios de estrés ocasional, preparar a la planta para resistir y superar el estrés es la mejor estrategia. Sin embargo, conseguir esto último no siempre es fácil.

 

Prevención de los efectos del estrés abiótico: previsión, detección temprana del estrés y aplicación preventiva de bioestimulantes

La previsión y la detección temprana del estrés son tareas cruciales en nuestro paradigma actual. Afortunadamente, en los últimos años las previsiones del tiempo, cada vez más afinadas y precisas, y el desarrollo de nuevas tecnologías en sensórica, se han convertido en herramientas clave en agricultura. La monitorización a tiempo real de los parámetros del campo, combinado con previsiones oficiales del tiempo, es hoy una realidad que facilita a agricultores y técnicos la predicción de episodios de estrés, así como la incidencia de posibles plagas y enfermedades.

Nivel de estrés frente a energía disponibleSin embargo, la detección del estrés abiótico no es siempre una tarea sencilla, especialmente bajo condiciones que no son las óptimas o cuando el estrés está empezando. Ante la presencia de condiciones de estrés, se activa la respuesta metabólica y fisiológica de la planta, que trata de adaptarse a las nuevas condiciones. Esto normalmente supone un gran consumo de energía, en detrimento del crecimiento, el rendimiento y la calidad (figura 1). No obstante, algunos de estos cambios no son visibles para el ojo humano, dando a menudo la sensación de que todo va bien en el cultivo. Desafortunadamente, el estrés está casi siempre presente de alguna u otra manera en las plantas.

Detección del estrés con imágenes térmicasAunque la detección del estrés puede ser una tarea difícil, que no siempre se puede implementar en el campo, el desarrollo de nuevas tecnologías, como las imágenes térmicas (figura 2), NDVI, equipamiento IRGA, sensores foliares, etc., facilitan la detección de alteraciones en las plantas y ayudan a agricultores y a técnicos a realizar una detección temprana de las condiciones de estrés.

El éxito en la prevención de estrés no puede entenderse como un elemento aislado: el clima, el suelo y las plantas son un todo sinérgico, que no puede entenderse de forma separada. Solo interpretando y monitorizando estos elementos de manera global, podremos comprender este sistema complejo, que incluye la gestión de componentes tan diferentes como la nutrición, las propiedades del suelo, las condiciones meteorológicas y los estados fenológicos de la planta. Necesitamos leer estas señales y escuchar a nuestros cultivos.

Desafortunadamente, la detección del estrés abiótico no es suficiente por sí misma. Las plantas necesitan estar preparadas para los futuros escenarios de estrés. Es ahí donde los bioestimulantes, entre otros beneficios, son capaces de preparar a la planta para superar mejor los periodos de estrés.

La exhaustiva investigación de Tradecorp ha demostrado que la aplicación preventiva de ciertos bioestimulantes puede preparar a la planta, de manera efectiva, para resistir el estrés abiótico.  Teniendo en cuenta la gran demanda energética que supone un periodo de recuperación, así como el riesgo de alcanzar un nivel de estrés elevado antes de tomar las medidas apropiadas, las aplicaciones preventivas suponen una medida menos perjudicial para la planta que las aplicaciones curativas.

 

Bioestimulantes con efecto preventivo (priming effect): preparación de las plantas para resistir el estrés

Phylgreen, el extracto de algas Ascophyllum nodosum de Tradecorp, obtenido mediante el método “Gentle Extraction, es el producto estrella en términos de acción preventiva contra el estrés. Estudios exhaustivos realizados por la Queen’s University de Belfast afirman que los ingredientes activos, presentes en el alga Ascophyllum nodosum y preservados en Phylgreen, son capaces de alterar la expresión genética de la planta en términos de respuesta al estrés. Mediante aplicaciones preventivas del producto, la planta entra en “estado de alerta”, lo que la hace ser más “consciente” y estar más preparada para responder a condiciones de estrés abiótico. Gracias a esta alteración, la estimulación del metabolismo primario y la acumulación de osmolitos compatibles y antioxidantes para limitar el estrés oxidativo, el cultivo no sólo es capaz de ver aumentadas sus probabilidades de supervivencia, sino también de evitar una pérdida drástica de rendimiento y calidad.

La combinación de la previsión meteorológica y la monitorización del estrés no se pueden entender sin la implementación de acciones preventivas, como Phylgreen. Esta estrategia requiere:

  • Detectar los periodos de máximo estrés y su efecto nocivo en la planta
  • Escoger el momento oportuno y la dosis de aplicación
  • Asegurar la prevención frente al estrés en las etapas más críticas de los cultivos.

Previsión, detección y Phylgreen: una opción líder para afrontar los retos ambientales a los que se enfrenta la agricultura de hoy.