Contacto

Por favor, complete este formulario para hacernos llegar sus preguntas, sugerencias y opiniones. Nuestros expertos se pondrán en contacto con usted y le facilitarán más información:

Nombre

E-mail

Teléfono

Ciudad – Estado.

Cultivo

Mensaje

(*) Campos obligatorios

Deseo recibir información de investigaciones, datos técnicos, tips ecológicos y eventos del sector agrónomo.

Al hacer clic en el botón 'Enviar', acepto el Aviso Legal y la Politica de Privacidad.


Contactos

Tradecorp México

  • Av. Patria 888
    3er Piso Interior-A
    Colonia Loma Real
    C.P. 45129
    Zapopan Jalisco, México
  • (+52) (01 33) 3208 9700
    Lada sin costo: 01 800 88 87 233

¡El equipo Tradecorp te da la bienvenida!

Te invitamos a integrarte a nuestro equipo de trabajo, por favor ingresa tu información y área de interés para registrarte como candidato.

Nombre*

Correo electrónico*

Me gustaría trabajar en (estado):

Área en la que me gustaría trabajar:

Adjuntar CV (pdf)*

(*) Campos obligatorios

Al hacer clic en el botón 'Enviar', acepto el Aviso Legal y la Politica de Privacidad.

Mantente informado

Si deseas recibir información de investigaciones, datos técnicos, tips ecológicos y eventos del sector agrónomo. Regístrate aquí.



Al hacer clic en el botón 'Suscribirme', acepto el Aviso Legal y la Politica de Privacidad.

» Blog

Estrés abiótico: Heladas y temperaturas bajas.

El frío es uno de los estreses abióticos más importantes que afecta severamente el crecimiento y desarrollo de las plantas, limitando su distribución geográfica. Solo un tercio del área total de la Tierra está libre de heladas y el 41% de la superficie terrestre soporta temperaturas por debajo de los -20°C.

El daño directo por helada ocurre cuando se forman cristales de hielo dentro del protoplasma de las células (congelación intracelular) mientras que el daño indirecto puede ocurrir cuando se forma hielo dentro las plantas, pero fuera de las células o incluso sin la formación de hielo, a consecuencia de las bajas temperaturas que alteran las rutas fisiológicas y metabólicas normales.

En general, las plantas originarias de zonas templadas muestran un grado variable de tolerancia al frío y pueden aumentar su tolerancia a la congelación mediante su exposición a temperatura bajas por encima a 0°C (proceso denominado aclimatación), las plantas de origen tropical son más susceptibles al frío.

Respuesta al estrés por frío.

La respuesta al estrés por frío es un proceso complejo que implica muchos cambios a nivel celular.

La disminución de la fluidez de las membranas como consecuencia de la exposición a bajas temperaturas está bastante bien caracterizada. El frío produce la llamada “transición de fases”, que, si se prolonga en el tiempo, impide a la membrana mantener los gradientes iónicos y el metabolismo comienza a sufrir alteraciones. Finalmente, la muerte de la célula puede sobrevenir si el daño se acentúa.

Respuestas estructurales y bioquímicas.

Los cambios estructurales asociadas al estrés por bajas temperaturas implican, entre otros, un hinchamiento de los cloroplastos y las mitocondrias, una deformación de los tilacoides, una reducción en el tamaño y numero de granos de almidón, y la formación de pequeñas vesículas en la membrana de los cloroplastos. La velocidad del proceso biológico cambia exponencialmente con la temperatura, por lo que el descenso de ésta también afecta a la regulación de la cinética del metabolismo de la planta. La exposición a temperaturas bajas aumenta la probabilidad de contacto entre las cadenas laterales apolares de las proteínas y las moléculas de agua del medio, y esto afecta a la estabilidad y solubilidad de muchas proteínas globulares (enzimas) pudiendo llegar a provocar su desnaturalización y afectando diversas vías metabólicas en las que estas proteínas se ven involucradas fungiendo como enzimas.

Una de las respuestas mejor documentadas durante el estrés por frío es la acumulación de proteínas hidrofílicas que presentan un hélice α anfipática en su estructura, como proteínas COR15a, proteínas LTI (Low Temperature Induced), RAB (Responsive to Abscisic Acid), KIN (Cold Induced) y ERD (Early Responsive to Dehydration). De estos grupos de proteínas el grupo más importante y mejor caracterizado está formado por las dehidrinas, proteínas que pertenecen al grupo II de las proteínas LEA (Late Embryogenesis Abundant).

La acumulación de dehidrinas, está relacionada con la capacidad de tolerar la congelación. Entre las funciones atribuidas a las dehidrinas destaca su papel en la prevención de la desestabilización de la membrana plasmática, localizándose en zonas cercanas a ésta. Asimismo, las dehidrinas poseen actividad crioprotectra y anticongelante.

En plantas tolerantes a la congelación se acumulan proteínas anticongelantes o AFPs (Antifreezing Proteins) que son secretadas al medio extracelular para evitar la presencia de hielo intercelular, letal para la célula por las roturas irreversibles que ocasión en la membrana plasmática.

En células sometidas a estrés por frío se produce acumulación de especies reactivas de oxígeno (ROS) y estas parecen tener una fuerte influencia sobre la regulación de la expresión génica. Este incremento tiene su origen tanto en un descenso de la capacidad compensatoria del sistema antioxidante de la planta como en la foto inhibición de los cloroplastos.

Estas moléculas tóxicas, correspondientes a formas parcialmente de O2 pueden dar lugar a una serie de efectos dañinos al reaccionar rápidamente con lípidos, proteínas ó ADN ocasionando en última instancia la muerte celular. El estrés por bajas temperaturas produce efectos a diversos niveles del aparato fotosintético. La exposición al frío promueve el cierre estomático y provoca la foto inactivación del fotosistema II (PSI II).

A temperaturas bajas, en las hojas se produce un desequilibrio entre la capacidad de absorción de energía lumínica y la capacidad de transformación de esta energía a través de la actividad metabólica. Esto provoca un exceso de excitación del fotosistema II, que da como resultado la generación de especias reactivas de oxígeno (ROS).

Para proteger los procesos fotosintéticos de la exposición al frío también se produce un aumento en los niveles de plastoquinona A y de flavonoides.

En respuesta al frío las plantas acumulan distintos solutos compatibles u osmolitos. Estos consisten en un grupo heterogéneo de moléculas orgánicas de baja masa molecular, que pueden acumularse a elevadas concentraciones sin afectar al metabolismo celular. Entre ellos se incluyen algunos azúcares solubles, aminoácidos como la prolina, poliaminas o metil aminas, como la glicina betaina. La acumulación de carbohidratos ejerce un ajuste osmótico en la célula, disminuyendo la diferencia de potencial químico entre el agua líquida y el hielo extracelular. De este modo se frena la deshidratación y se evita la nucleación del hielo.

La prolina ejerce múltiples funciones en la tolerancia a estreses pudiendo actuar mediador del ajuste osmótico e induce genes de respuesta a estrés osmótico, estabiliza proteínas y membranas, neutraliza ROS, regula la acidosis citoplasmática y aumenta la actividad de fotosistema II.

Las funciones de la glicina betaina incluye la estabilización de la maquinaria transcripcional y traduccional, estabilización de complejos proteicos.

 

¿Cómo protejo a mis cultivos de las heladas y del daño por frío?

  • delfan® plus Eficiente bioestimulante anti-estrés de origen natural con la máxima concentración de aminoácidos libres, recomendado para uso en etapas críticas del cultivo.
  • delfan® plus posee un amino grama completo, que al ser aplicados sobre los cultivos, abastece a la planta de las unidades fundamentales para la formación de las distintas proteínas que confieren la capacidad de tolerancia frente al frío, como son: proteínas COR15a, proteínas LTI, RAB, KIN, ERD y del tipo dehidrinas.
  • delfan® plus neutraliza las especies reactivas de oxigeno (ROS) ocasionadas por la alteración del fotosistema II y el desequilibrio entre la capacidad de absorción de energía lumínica y la capacidad de transformación de esta energía a través de la actividad metabólica. Esto gracias a la prolina en su contenido, que además de su efecto antioxidante, estabiliza proteínas y membranas, y aumenta la actividad del fotosistema II.
  • delfan® plus produce un ahorro energético, de suma importancia en situaciones de fotosíntesis reducida, provocado por la alteración del fotosistema II (afectado por bajas temperaturas), aprovechando esta energía para el desarrollo de frutos.

 

phylgreen® 100% extracto puro de algas Ascophyllum nodosum extraído en frío.

  • phylgreen® contiene osmolitos compatibles, que al acumularse en las células disminuyen la diferencia de potencial químico entre el agua líquida y el hielo extracelular. De este modo se frena la deshidratación y la cristalización del hielo.
  • phylgreen® contiene manitol, polifenoles y una amplia variedad de antioxidantes, reduciendo el daño oxidativo provocado por radicales libres de oxígeno generados por la alteración del fotosistema II por las bajas temperaturas.
  • El manitol contenido en phylgreen® además de fungir como un osmolito compatible, sirve como almacenamiento de carbohidratos durante situaciones de estrés e impide problemas o escasez en el metabolismo de los carbohidratos provocada por una fotosíntesis reducida por la alteración del fotosistema II bajo situaciones de temperaturas bajas.

En Tradecorp trabajamos para que tengas las herramientas y soluciones adecuadas para tu tipo de cultivo y que logres el rendimiento esperado a pesar de las condiciones meteorológicas, si deseas atención personalizada llena el siguiente formulario y un experto te atenderá de manera inmediata.

 

Nombre*

Email *

Mensaje

(*) Campos obligatorios

Al hacer clic en el botón 'Enviar', acepto el Aviso Legal y la Politica de Privacidad.

 

 

Bibliografía El daño producido por las heladas: Fisiología y Temperaturas críticas. FAO. Ana Cristina Izquierdo García. 2016. Caracterización del gen CRIO4 y su implicación en la tolerancia a estrés por frio. Universidad Politécnica de Valencia. Tesis doctoral. Pereyra Cardozo M. 2014. Las proteínas en la tolerancia al estrés hídrico en plantas. Semiárida Revista de la Facultad de Agronomía. Chaar, J.E. 2013. Resistencia a heladas en plantas frutales. Ava